¿Cómo acertar con tu trabajo según tu personalidad?

trabajo y personalidad

Cada persona es un universo. Esa es una verdad que no admite muchas dudas y se reafirma en cuanto a trabajos se refiere. Hay personas que son muy felices con determinado empleo que para otras es totalmente impensable de realizar. También se da mucho la situación que para algunos es más fácil un determinado oficio que para otros.

Es muy común ver a personas que no les gusta su trabajo, o que después de estudiar una carrera para complacer a sus padres no se sienten para nada a gusto con su empleo. ¿Es posible hacer algo al respecto? ¿Podemos evitar tener un trabajo que no nos guste?

 

Todo depende de tu personalidad

No puedes escoger un trabajo por el simple hecho de que a otros les va muy bien en él. Por ejemplo, ser ejecutivo de una empresa suena muy atractivo ¿verdad? Pero si eres una persona introvertida, que  no gusta de trabajar en equipo, que no manejes bien la presión o que te aterre tomar decisiones rápidas, quizás deberías mirar en otra dirección.

Es muy importante conocernos a nosotros mismos antes de escoger un campo en el que nos vamos a sumergir de lleno para hacer nuestra carrera profesional. Una persona que no se sienta a gusto tras un escritorio y no se lleve muy bien con los números no podrá destacar en las finanzas o en la economía.

Si no es una persona paciente, no le va a gustar un trabajo que conlleve atender a un público. Si es una persona muy metódica y organizada sin dudas se va a desenvolver mejor en alguna rama de la ciencia que en cualquier otro trabajo.

Es así, para dar con el empleo perfecto debemos empezar por conocernos a nosotros mismos, buscar esa vocación que nos lleve en la dirección correcta y no quedaremos atascados en el ámbito profesional.

Deja un comentario